SEIP - Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas

Estadísticas

Usuarios: 19868
Noticias: 446
Enlaces: 27

Mini Chat

Ultimo Mensaje: 7 meses ago
  • chellois : viendo esta pagina tiene uno la impresion de ver una imagen fijada en el pasado nada a cambiado en la pagina de la asociacion desde hace anos
  • Jupaen : Hace mucho tiempo que no se actualiza la web?
  • beaseip : «email»
  • beaseip : Hola a tod@s: IMPORTANTE, para inscribiros al Simposio, utilizad sólo el email de yahoo... «email»  GRACIAS!
  • talko : hola bea cuando pones en la pagina la lista de ponentes??
  • talko : hola beaseip
  • beaseip : Hola a tod@s: IMPORTANTE, para inscribiros al Simposio, durante los días 28 y 29 de Junio, utilizad sólo el email: «email»  GRACIAS!
  • Lara : hola,,adan,,,?
  • vitor : hay alguien?
  • vitor : hola
Accede a la Web

CHAT SEIP

Nosotros y Los Otros Imprimir E-Mail
Escrito por Administrator   
domingo, 19 de noviembre de 2006


 NOSOTROS Y ... "Los Otros"

Por:  Manuel Capella ( Hipnólogo, astrólogo y parapsicólogo)          

Casi todos, a quienes nos intriga el mundo del "Más Allá" hemos disfrutado viendo películas como "El Sexto Sentido" y más recientemente "Los Otros". Nos hubiera gustado hacer algunos comentarios sobre esta última, de donde proceden las imágenes que reproducimos en este artículo. Pero todavía se está proyectando en el momento de escribir estas líneas. Por ello, no vamos a desvelar nada referente a las secuencias finales, mediante las cuales se sustenta la explicación de toda la trama del film. De cualquier forma son películas que, al igual que en su día sucediera con "Gosht",  nos sitúan ante la panorámica de una vida posterior a la física.

La búsqueda de esa "otra vida", la ha efectuado el ser humano, a través de varios caminos. Uno de ellos, mediante los dogmas de fe y las religiones; otro, desde las prácticas espíritas; y más recientemente, a través de lo que se conoce como Experiencias Cercanas a la Muerte (e.c.m.). Sin olvidar, claro, la tradición esotérica. Tradición que nadie sabe exactamente cuando nace, pero que surge estrechamente ligada a contenidos religiosos, filosóficos, espirituales y espíritas.

Según dicha tradición, el proceso del sueño es el más similar al de la muerte. Aparentemente, parece que es así. Durante el sueño, lo físico y lo psíquico, dan la impresión de entrar en un "estado diferente". El esoterismo nos explica, que el dormir representa la separación de los cuerpos sutiles del cuerpo físico. Los primeros, liberados de la materia mantienen su actividad en la dimensión correspondiente: "el Mundo Astral". Cada noche, y siempre según dicha tradición, vivimos plenamente en aquellas dimensiones; aunque en general al despertar, no recordemos casi nada, de las experiencias allí vividas. En ese "mundo astral", se produce el encuentro con otros seres y en particular con familiares y amigos fallecidos. Seres que acudirían a nuestra llamada en las sesiones espíritas y mediúmnicas, que se manifestarían mediante la "Ouija" y de la "Escritura Automática", que aparecen en medio de los "vivos" en algunas de nuestras fotografías, que nos hablarían a  través de los sueños. Ellos serían ...."Los Otros".

Pero sigamos: existe una zona todavía más cercana al plano físico, conocida como "Zona de Desencarnados", por que en ella, se encuentran todos aquellos que habiendo fallecido, no aciertan a comprender  "su nueva situación" y detienen temporalmente su proceso de incorporación a los "otros mundos". Los "desencarnados" son auténticas almas en pena, aferradas aún a la vida física, bien por una emoción o por un deseo insatisfecho. Intentan recuperar lo que ya han perdido, sin comprender que han dejado de pertenecer al mundo físico, y esa permanente insatisfacción, unida al desconcierto ante su nuevo estado, les sume en una situación penosa. Estas entidades son las primeras en acudir a la llamada de los vivos cuando se le invoca mediante cualquier procedimiento.

Hasta aquí lo que nos relata el "Ocultismo". Sin embargo, mi punto de vista sobre dicha cuestión ha ido modificándose a través del tiempo y de mi experiencia con los diversos "sistemas de contacto". Creo, que en las sesiones "ouijas", "mediúmnicas" y de "escritura automática", el elemento subjetivo está muy presente. Y que en demasiadas ocasiones, por no decir en todas, se manifiestan motivaciones, anhelos y contenidos subconscientes, con toda la complejidad y carga psíquica, que ello conlleva. Tal vez  " La Transcomunicación Instrumental" me sugiera un punto de vista diferente de la cuestión, por contener elementos menos subjetivos.

Pero, si así pienso - con las lógicas reservas - es por que generalmente hemos salido muy desencantados de la mayoría de experiencias espíritas. Muchas veces, nos hemos preguntado, el porqué casi nunca obtenemos pruebas claras, concisas y comprobables, de que quienes nos hablan a través de ellas, son "Los Otros". Para unos, la respuesta está clara. Por que no existe ningún "Más Allá". Para quienes niegan que existen "otras realidades" después de nuestra muerte, todo estaría explicado con la novísima Psicobiología. Así, y según ella, todos los fenómenos biológicos provocan energías psíquicas - y no al revés como cree la tradición esotérica - . Sólo consideran la existencia de energías que permean todas las estrucucturas vivientes... y tal vez incluso, como afirmaba Teilhard, las que consideramos inanimadas. Todo cuanto existe tiene alma, pero ¿sobrevive al cuerpo?. Dada su íntima imbricación, ellos, creen que no. Si acaso, el periespíritu de Allan Kardek, como un "paquete energético". Pero, como mucho, por un tiempo limitado. "Los Otros" no existen, tan solo responderían a una necesitad de "Nosotros".

Tal vez, esa sea la cruda realidad. Pero personalmente no estoy tan seguro de ello, o tal vez no quiero estarlo. Por ello, volvamos a beber de las fuentes de la tradición esotérica. Ese "mundo astral" del que antes hablábamos estaría integrado por siete niveles, los tres inferiores constituyen algo parecido a a una especie de Purgatorio, en donde su nivel más inferior, lo ocuparía ese "Mundo de los Desencarnados" del que antes hablábamos. Y sus niveles más superiores estarían habitados por entidades angélicas. Pero "la dimensión astral" tan solo sería una etapa más hacia otros planos. Agotadas las experiencias en "el astral", el alma se siente atraída por lo divino y se prepara para una "nueva muerte" que le conducirá a las estancias más puras de las regiones celestiales.

Esto último nos gusta más. Nos vamos a aferrar a ello, hasta que la evidencia nos demuestre lo contrario. Pero dejémoslo aquí. El camino se nos antoja largo, dificil y lleno de interrogantes. No podía ser de otra manera. Y posiblemente si alguna vez nos sentimos cerca de lo divino, ya poco quedará, de la percepción que de nosotros mismos, hemos tenido en esta vida. Pero no importa, tampoco somos los mismos que hace unos años. Y dentro de un tiempo, tampoco seremos como ahora. La evolución no se detiene nunca y nosotros somos arrastrados por ella.

Y, hasta tal vez, dicha evolución no transcurriera de forma lineal en el tiempo. ¿Y si la estamos experimentando ya, en este momento, en cada una de las diferentes dimensiones?. Todo es cuestión, de dar una perspectiva y enfoque diferentes del "factor tiempo". Si así lo hacemos, hasta podemos admitir, que una parte de nosotros viva al mismo tiempo, en cada uno de los distintos "planos de existencia".  Acaso en el mundo de los sueños, no estamos inmersos en una realidad tan distinta a la que nos espera cuando retornemos al estado de vigilia. Y tan sólo con abrir los ojos, nuestra "realidad" habrá cambiado.

¿Cómo podemos estar seguros, de que el mundo físico, es el único real?  ¿Porqué no seguir "soñando", y creer que el sueño es lo que llamamos estado de vigilia; y que "vivimos" cuando creemos estar dormidos? .

Lo increíble, puede ser real; y lo evidente, no.

Porque ¿quién puede demostrar que la mente está dentro de nosotros y no nosotros "dentro" de la mente?.

¿Y quién si pensamos o "somos pensados"?

¿Es la Vida, lo que consideramos Muerte? ¿Por qué no podría ser Muerte lo que consideramos Vida?

La Verdad, puede ser la la Mentira; y lo que consideramos Mentira, la Verdad.

"¿Pero usted, qué es lo que cree:  lo que yo le digo o lo que ven sus ojos?. es una ingeniosa  frase de Groucho Marx. Pero a veces, ni de eso podemos estar seguros. Por ello, aceptemos con resignación y humildad, todo cuanto desconocemos del  "Nosotros" y de... "Los Otros".

Modificado el ( jueves, 14 de diciembre de 2006 )
 
< Anterior   Siguiente >