SEIP - Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas
Inicio arrow Parapsicología arrow La Telepatía - Especulación sobre algo confuso

Estadísticas

Usuarios: 15941
Noticias: 446
Enlaces: 27

Mini Chat

Ultimo Mensaje: 2 años, 9 meses ago
  • Jupaen : Hace mucho tiempo que no se actualiza la web?
  • beaseip : «email»
  • beaseip : Hola a tod@s: IMPORTANTE, para inscribiros al Simposio, utilizad sólo el email de yahoo... «email»  GRACIAS!
  • talko : hola bea cuando pones en la pagina la lista de ponentes??
  • talko : hola beaseip
  • beaseip : Hola a tod@s: IMPORTANTE, para inscribiros al Simposio, durante los días 28 y 29 de Junio, utilizad sólo el email: «email»  GRACIAS!
  • Lara : hola,,adan,,,?
  • vitor : hay alguien?
  • vitor : hola
  • talko : hola he puesto un comentario de investigacion en el foro seccion experimentos leedlo (gracias)
Accede a la Web

CHAT SEIP

La Telepatía - Especulación sobre algo confuso Imprimir E-Mail
Escrito por Administrator   
domingo, 19 de noviembre de 2006
La Telepatía – “Especulación sobre algo confuso”.

 

“La Bomba de Tiempo”

Esto es especulación, teoría e intuición, es también observación, o quizás un juego imaginario, que pretende generar interrogantes, no certezas, es literatura fantástica( también es una bomba de tiempo). Si hay certezas, son más bien derivaciones de un pensamiento, mas no significan el absoluto. El hombre sabio aprende a andar seguro con el miedo y la incertidumbre.

 

 

 

De Telepatía pocos sabemos, y es algo que supera nuestra comprensión, generalmente, la mente también es de por sí un misterio, está llena de interrogantes, más aún cuando atribuimos que la mente está en nuestras neuronas, en nuestro cerebro, generalmente asociamos mente con sistema nervioso. Desde un punto de vista fisiológico y químico, ¿Cómo es posible que una piedra tenga conciencia de si misma? Aparentemente no es posible.

A lo que voy, es que una neurona, o un conjunto de neuronas en el cerebro, no podrían ser conscientes, o no podrían generar conciencia, porque simplemente son materia, materia compleja super estructurada, pero aún así materia. La vida obviamente es un misterio para muchos. ¿Cómo es posible que una área del cerebro que se compone de neuronas, sirva para las funciones del lenguaje, otra para la audición, otra para el movimiento, otra para ver, oler, gustar, como también pensar, imaginar, intuir, amar, sentir? ¿Las neuronas sienten?  ¿Las neuronas se sienten a sí mismas? Con el microscopio, no podemos ver el alma, las emociones, los sentimientos, las sensaciones.

Es muy reduccionista afirmar que todo los que somos se debe a millones de interconexiones neuronales. Lo que sí es positivo afirmar es que hay una relación importante entre las neuronas y el espíritu. El espíritu como entidad sobrenatural, y como fenómeno, aquí invoco a la poesía: “Lo divino”. Aquí yo voy a pedir al lector, que no piense como piensan los otros sino que piense por si mismo, de acuerdo a su juicio interno. Generalmente no nos miramos a nosotros mismo, es decir, no tomamos conciencia de nuestro silencio interno, vivimos para los demás, y no tanto para nosotros mismos.

Esto nos priva del contacto con nuestro origen, nuestra raíz, estamos aferrado a las copas del árbol, y no a la raíz, también es valida la metáfora de subir a la cima de una montaña y apreciar el valle en su extensión, como saber descender y mezclarse con los suyos. Conectarse con aquellas cosas que están bajo tierra como las raíces, nos permite prever cómo va a crecer el árbol. Un bonsái, es lo que es, por el tratamiento que tiene de sus raíces.

 

Debemos querer conectarnos con nuestro  origen para poder tomar conciencia de qué somos, y quiénes somos.

El cuerpo desde una mirada superficial, es un organismo que obedece a leyes bioquímicas y físicas, la ciencia no puede medir aspectos espirituales como la mente a un nivel químico, en términos químicos no tenemos espíritu, ni consciencia ni alma. Sin embargo es claro y evidente, que somos algo más que nuestra bioquímica corporal. El conjunto de neuronas asociadas al sentido de la vista, no difiere mucho del conjunto de neuronas asociadas a la audición. ¿Cómo es posible que por unas neuronas vemos, y por otras oímos? Estamos ligados innegablemente a lo espiritual.

¿De dónde vienen, nuestras emociones, sentimientos, y sensaciones? ¿De dónde viene nuestra facultad para pensar, intuir e imaginar? ¿De donde viene nuestra capacidad para recordar experiencias que sucedieron hace muchos años? ¿Cómo es posible que la mente y “no el cerebro”, almacene tantas imágenes y sensaciones? ¿Cómo es posible que tengamos una afectividad que nos conecta con el sentido de la belleza? Yo postulo que la mente se sale de los límites físicos del cerebro. Quizás estamos más conectados al cielo que la tierra, quizás somos más cielo que tierra. Queremos respuestas, pero yo puedo dar más interrogantes que respuestas. ¿Cómo es posible que pensemos, generalmente, con una estructura determinada por la causa y el efecto, y la sincronicidad? ¿Qué es, cómo es el cerebro? Es necesario silencio y apertura, una actitud abierta a lo nuevo, capacidad para asombrarse y observarse. Cambiar el paradigma o “modelo” que condiciona la particular e individual percepción.

Esta pregunta en apariencia estúpida: ¿Ven los ojos? O... ¿Ve el espíritu vivo que hay en los ojos? Sin espíritu, los ojos no ven. Sin espíritu no oímos, ni sentimos, ni pensamos, ni recordamos. ¿De dónde viene el poder conmovedor de la música en relación a la afectividad espiritual que tenemos hacia ella? ¿Qué hay en el cerebro, que a simple vista es una masa proteica blanca que contiene billones de neuronas interconectadas estructuralmente? ¿Será el ADN que hay en cada neurona, que se manifiesta de una manera particular? Yo postulo que una neurona, simplemente una, tiene a un nivel sobrenatural, o que supera la comprensión humana, la capacidad de captar, aprehender, ligar un aspecto “bioquímico con uno espiritual”. Existe el principio de la termodinámica, que dice que en la naturaleza nada se gana ni nada se pierde, todo sufre transformaciones. La bioquímica del cerebro, o neuroquímica de los neurotransmisores, se transforma de un modo aún oscuro y confuso, en emociones, sensaciones y sentimientos. Una neurona se puede parangonar con el hilo, sólo el hilo, de un volantín o cometa.

 El volantín viene siendo el aspecto divino, espiritual y mental. La neurona; como matriz física conecta lo espiritual. Billones de neuronas semejan billones de volantines de diferentes colores en el cielo. El cerebro es una entidad transformadora, es una entidad traductora, que media lo espiritual con lo bioquímico, y viceversa. Por medio de ciertas drogas podemos modificar la química del cerebro y esto se traduce en una experiencia espiritual, y al revés, por medio de la meditación yogui ,por ejemplo, podemos modificar mentalmente la química del cerebro. 

La telepatía es un fenómeno extraño, pero no es menos extraño que el fenómeno de la visión y la audición, es decir, de los cinco sentidos tradicionales. ¿por qué? Ver es una actividad espiritual, mucho más que bioquímica. Contrariamente a lo que se piensa. Desde lo meramente bioquímico no se puede ver. Hay un eslabón perdido en esto. Desde un punto de vista bioquímico, somos un organismo, una máquina. Digo una máquina muy compleja, de un nivel de complejidad quizás infinito, pero somos una máquina. Desde un punto de vista espiritual y psicológico, en cambio, somos una entidad sobrenatural.

Ver, sentir, percibir, es una actividad sobrenatural, no química. Nuevamente, Yo postulo que la mente está fuera de los límites físicos del cerebro. Si cerramos los ojos, y adquirimos una postura de loto, y nos relajamos, y nos concentramos en un punto imaginario, podemos experimentar la sensación de que estamos fuera de nuestro cuerpo, en otra parte. Lo mismo, sucede cuando estamos soñando o dormidos, perdemos el sentido del espacio y tiempo, y nos conectamos con otro espacio y tiempo, diferentes. Para entender la telepatía, tenemos que comprender, escudriñar el origen de nuestros cinco sentidos principales.

¿De dónde vienen, qué cualidades los hace ser como son? Los cinco sentidos principales, son divinos, sobrenaturales. Con ello, quiero afirmar, que por ejemplo, no vemos, olemos, sentimos, exclusivamente por neuronas, sino que hay algo más, otra forma de materia, otra forma de energía invisible, eso que en conjunto llamamos “vida”, “ser”, “conciencia” no vienen de las moléculas químicas que hay en las neuronas. El ADN, el código genético no genera “Conciencia”, no genera “Ser”.

 Estamos más conectado a lo Invisible, que lo que imaginamos. La neurona, el cerebro, por si solo, no pueden generar “Ser y Conciencia”. Esto en alguna manera es atormentador, por la ignorancia en que nos sitúa, para aquellas personas que son ávidas de conocimiento. ¿Cuál es la Fuente Proveedora de mi Ser y mi Conciencia? ¿Cuál es la Fuente Proveedora de mis cinco sentidos? Según las leyes de la causalidad, hemos de suponer una “Fuente de Poder Principal Creadora y Generadora”, que alimente todas las fuentes secundarias como los cinco sentidos, memoria, pensamiento, intuición e imaginación. Aún no es necesario afirmar la existencia de Dios, porque la verdad es que Dios no puede ser negado ni afirmado porque no lo conocemos. Según las leyes de la causalidad, se hace necesario proyectar la posibilidad de una Fuente Primera que abastezca la totalidad del ser personal del individuo.

El Ser total de un Individuo,   debe poseer un origen, una fuente, ésta en teoría es la misma “Fuente” de los otros individuos, como el resto de los animales. La Causa Primera o “Centro de todas las posibilidades”. Desde este punto de vista, hay un “triángulo” espiritual entre un individuo y otro. El Ser de un individuo está ligado intrínsecamente al Ser del Otro, por la Raíz Original de la Causa Primera. Yo postulo entonces, que todas las mentes (de toda la humanidad) están interconectadas. Partiendo de esta base, de que estamos unidos por un “Inconsciente Universal” o “Internet Espiritual” o “red de espiritualidad” es posible suponer la telepatía como una posibilidad.

Yo tengo mi propia definición de telepatía, que no necesariamente tiene que ser la tradicional que es: la facultad de trascender lo personal e individual y conectarse con otra realidad humana, es decir otra persona a un nivel espiritual y mental, por dar un ejemplo una forma de telepatía sería sentir lo que el otro siente, percibir lo que el otro siente, otra sería transmitir lo que pienso o siento mentalmente, sin utilizar los medios físicos y naturales. Es decir conectar mi “alma” con el “alma de otro”, en otros términos sería como “llegar al corazón del otro”, o abrir mi corazón para que el otro llegue a mí. Otra forma de telepatía podría ser la comunicación con los muertos o ángeles. Otra forma de telepatía sería la conexión con el espíritu de un animal, una mascota u otro. Otra forma de telepatía sería la comunicación con Dios por medio de la oración profunda.

La telepatía se da como fenómeno instantáneo trascendiendo lo que se entiende por espacio. Incluso se podría suponer la telepatía como una forma compatible para interactuar con un ser extra-terrestre superior o inferior. La telepatía se puede dar a nivel del sentido del tacto, es decir podemos sentir la sensación física de la piel del otro (“Te siento a flor de piel”). Se puede dar a nivel de la audición, escuchando  “musicalmente” las sensaciones auditivas del otro. Se puede dar a un nivel visual, sigamos especulando, “Ver a través de los ojos de otra persona”. Se puede dar a un nivel olfativo oliendo lo que huele otra persona a gran distancia. Fenómenos como la personalidad múltiple se pueden explicar con la telepatía, como fenómenos de “posesiones espirituales” desde el  Inconsciente Universal.

Otra forma de telepatía, más perniciosa, puede ser la facultad de influir al otro generándole un trance hipnótico, incluso un trance sicótico, como también puede influir sicosomáticamente órganos y sistemas del cuerpo, como el sistema circulatorio, la presión arterial, el corazón, la piel, sistema inmunológico, sistema respiratorio, sistema digestivo, pueden inducir el sueño como quitarlo, puede “inducir un infarto” como curar un corazón.

Otra forma de telepatía es la habilidad de transmitir imágenes visuales como de visualizar las imágenes mentales del otro.

Otra, es penetrar los sueños del otro y verlos y modificarlos. La facultad de la telepatía puede ser perniciosa o benéfica, diabólica o angelical, según obviamente el uso que se le dé. ¿La telepatía se aprende? Hay quienes nacen y conviven con ella como un don, hay quienes la desarrollan por un método.

Puede ser una bendición, como también puede ser un ingrediente que lleve a la locura. Ser consciente de la telepatía exige una gran responsabilidad moral, lo mejor es la inocencia, mas si inocentemente estamos perjudicando telepáticamente al prójimo es mejor tomar conciencia de ella y por medio de la oración u otra actividad ritual canalizarla o pedir ayuda a especialistas que son pocos pero seguramente los hay.

La telepatía es un fenómeno más común que lo que parece, muchos la poseen sin darse cuenta a un nivel disminuido, porque sino se haría evidente. Mas, en este mundo hay que ser prudentes y no abusar de ella, para no caer en charlatanería. La telepatía, es aún una pseudo-ciencia, y la rodea el escepticismo.

El ritual de la oración puede estar cargado de telepatía e influir benéficamente a la humanidad, como también el ritual de la magia y la brujería generando encantamientos o hechizos. Los procesos de la Oratoria pueden tener ingredientes seductores gracias al influjo de la telepatía sobre las masas. La telepatía puede, en sí, tener un potencial extraordinario, la telepatía encierra lo que encierra una bomba atómica, en términos de potencialidad. La Telepatía puede ser el don de un santo, como también la maldición de un demonio. El telépata puede transformarse en un gran manipulador, en un ladrón. La telepatía puede prometer poder y es peligroso que caiga en malas manos.

Quizás sea conveniente que siga siendo un secreto entre unos pocos y humildes. La telepatía según cual sea su tipo, puede mejorar las relaciones interpersonales sin manipular, potenciando lo que es la comunicación y la comunión con el otro. Una telepatía constructiva y positiva, exige una actitud simpática y empática que la complemente.

Un Telépata puede ser un sanador y aliviador de muchas dolencias espirituales. El poder de la oración, se debe en alguna medida al influjo telepático sobre el cuerpo, sobre la materia y la naturaleza. ¿Quién sabe, por medio de la telepatía quizás pueda traer lluvia a la tierra? La telepatía es un fenómeno energético y espiritual que influye a todo lo que tiene un componente espiritual, la materia en sí, posee espiritualidad.

El que busca la telepatía la encuentra, mas en ello hay que ser prudente, paciente y observador, la telepatía se da como fenómeno psicológico espontáneo e instantáneo, y puede ser confundido, sin duda, como un delirio de la imaginación. Es una locura hacer uso de ella para manipular el medio externo e interno. La telepatía puede generar desórdenes sicológicos como alucinaciones y voces que pueden perturbar la vida de uno. Cuando se tiene una experiencia telepática es mejor ser discreto y científico, no afirmarla ni negarla, dejarla pasar, vivenciarla receptivamente y dejarla pasar, erradicando cualquier indicio de ambición espiritual que ponga en peligro la libertad del otro, y de uno.

La telepatía, quien la posee puede volverlo loco, quién es poseído por el contenido telepático puede perder el control de si mismo. La verdad, estimo yo, es que la telepatía no hace ni bien ni mal, no se puede pronosticar el bien a futuro ni el mal. En término morales, la telepatía debiera ser restringida a un hombre sabio y prudente, porque puede ser una herramienta para manipular al prójimo. La telepatía no hace feliz al hombre, pero un hombre tiene derecho a ella cuando se trata de satisfacer una parte crucial de la vida, que es el proceso de crecimiento y maduración del espíritu. Telepatía sin simpatía y empatía, tiene un efecto demoníaco.

Pienso Yo que los sacerdotes deben querer desarrollarla para enriquecer su poder evangelizador sin manipular sino transmitiendo algo más profundo que palabras textuales. Pienso que en las relaciones de pareja puede ser algo que enriquezca la sexualidad. Pienso que los profesores podrían servirse de ella para transmitir con más precisión su mensaje. Pienso Yo que los sicólogos podrían servirse de ella para tratar trastornos como el autismo y la depresión en sus pacientes. La telepatía puede enriquecer fuertemente la afectividad. Pienso que los médicos pueden servirse de ella, para aliviar el dolor en enfermos terminales.

Estados Unidos y Rusia, han hecho por décadas estudios sobre parapsicología con fines militares. En internet es muy abundante la información al respecto, hay mucho charlatán como también contenido serio y útil. La telepatía como ciencia tiene mucho futuro, pero se está ganando seguramente grupos de gente que actúan contra ella como inquisidores condenándola. Lo que sí es cierto, es que, puede proporcionar mucho poder, seguridad y reputación. Éstas, Reputación, Poder y Seguridad, son las tres tentaciones de Cristo: “aunque hable la lengua de los ángeles sino tengo amor nada soy”.

 

¿Cómo se desarrolla la telepatía?

 

Hay quienes nacen con ésta, y es un don, la manejan, como quien maneja un auto. Para el común de los mortales se da como fenómenos espontáneos. Lo que puede hacer quien quiere desarrollarla es aumentar la serie de sucesos espontáneos, pero es muy difícil que él llegue a dominarla “egoístamente”. ¿Cómo se aumenta la serie de sucesos telepáticos espontáneos? Con energía, siendo más preciso con la bioenergía. Se necesita de trances. Trances sicológicos, como el que produce la meditación zen y el yoga, y la oración activa y contemplativa.

 

Se necesita una actitud: Uno cree en la telepatía, y la telepatía se crea. La Telepatía es como una semilla de mostaza, muy pequeña que crece, y cada vez se hace más grande, de a poco, lentamente. Como una planta. La telepatía debe ser imaginada, la imagen se traduce en símbolo mágico y éste actúa sobre el inconsciente personal  influyéndolo, esta influencia desencadena movimientos energéticos mentales que favorecen el desarrollo de ésta.

Por medio del arte, con el ingenio de la simbología se puede seducir el alma, para que manifieste aspectos espirituales como la telepatía.

Por medio de la danza o el baile creativo, se puede entrar en un trance que potencia también la telepatía.

Por medio de la oración repetitiva y meditación, se genera un trance bioenergético, que se mide en las tan conocidas ondas alfa que favorecen la telepatía.

Por medio de la música, cierto tipo de música, que puede generar un trance que conecta y eleva el alma a lo espiritual.

Por medio de las artes marciales como el karate, kung fu, Tai chi chuan, y el deporte como el jogging prolongado, la potencian. La humildad, en cuanto uno se vacía de contenido interno, para llenarse de un contenido superior por medio de la fe.

 

Desde un punto de vista nutricional, una alimentación rica en frutas y verduras, zumos de fruta y verduras(fitoquímicos). Se puede generar un trance metabólico, ingiriendo muchas frutas y verduras, vitaminas del complejo B, especialmente B6, B12, ácido fólico, y colina. Consumiendo alimentos alcalinos que alcalinicen la sangre. Minerales como el cobre, el zinc(suplementos), el manganeso, calcio, potasio, magnesio( mate y espinaca, suplementos), fósforo, litio (patata) ,hierro y selenio. Vitamina E.

 

Dieta rica en ácidos grasos insaturados, aceite de oliva, maíz y girasol. Alimentos como la yema de huevo, es alcalina y posee mucha colina, precursora de la acetil-colina: Neurotransmisor de la Telepatía y la Memoria

 

Realizar mucho deporte, en especial el jogging, (recomendado), ya que durante un trance deportivo, se liberan endorfinas, adrenalina y glucocorticoides, los que agudizan la percepción en todo sentido de la palabra, acelerando el metabolismo cerebral. El deporte por otro lado aumenta la liberación de la hormona del crecimiento , melatonina, y tiroxina, las que potencian las facultades intelectuales y telepáticas.

 

 El consumo de ciertos estimulantes consumidos prudentemente en los alimentos , como el cacao, el café, el te, vino, a excepción del mate( que se puede consumir copiosamente), liberan en el organismo glucorticoides y adrenalina, y neurotransmisores, lo que potencian también la telepatía.

 

 

 

Tener sueños profundos y reparadores, aumentan la telepatía.

 

La recitación de mantras rituales, por un período prolongado (años), y un sano dominio de la respiración, potencian las ondas alfa, las que a su vez favorecen la telepatía.

 

Por medio de la Recitación constante de un mantra asociado a la respiración( inspiración y espiración), se puede influir el sueño y a su vez  tener un sueño telepático. La telepatía se da mayoritariamente durante el sueño profundo.

 

Otra forma de desarrollar la telepatía, es interactuar con un telépata, quien esté dotado de la capacidad de iluminar al aprendiz, con una experiencia telepática inducida por el telépata mismo, y a la vez sirva como guía espiritual.

 

El desarrollo de la telepatía no es inmediato, se requiere paciencia y fe, y una actitud poco ambiciosa, para no caer en la locura.

 

La telepatía se desarrolla también por el potencial de aprehensión de experiencias, tener buena memoria, y selección acertada de aquellas experiencias que se consideran telepáticas.

 

La telepatía es un don de niños y mujeres, quienes poseen generalmente una sensibilidad mayor, ya que la educación que recibimos nos condiciona a no creer en la telepatía, y es difícil cambiar el paradigma además de las inercias mentales.

 

Es fundamental relacionarse con la mirada, mirar a los ojos siempre cuando se le está hablando a  una persona, y hacer el ejercicio de mirarse a los ojos profundamente y estudiar la mirada: Sentir, absorber y aprehender el espíritu que hay en los ojos de prójimo.

 

¡Un orgasmo puede ser una experiencia telepática, ya que se recalientan los dos hemisferios del cerebro – sobredosis de endorfinas y neurotransmisores!

 

Para desarrollar la telepatía también es necesario tener un profundo conocimiento del lenguaje articulado y ejercerlo diariamente, por medio de rituales literarios, como el escribir y  leer en voz alta. Qué sea una actividad placentera ya que las endorfinas involucradas tienen un potencial seductor sobre la mente. Para desarrollar la telepatía hay que seducir la propia mente con afectos que le den sentido a la telepatía misma. Es decir, tiene que haber un ingrediente erótico o vital que guíe al alma para la realización de la meta. La telepatía une.

 

Todos tenemos un potencial telepático extraordinario que se puede desarrollar, que se da generalmente a un nivel inconsciente y subconsciente. Tomamos conciencia experimental de la telepatía, cuando neurológicamente hablando, los centros nerviosos asociados a la telepatía, se asocian nerviosamente a los centros nerviosos asociado a la conciencia y vigilia.

 

En conclusión para desarrollar la telepatía se requiere:

 

-        Creer en ella.

 

-        Meditar

 

-        Recitar un mantra constantemente

 

-        Hacer mucho deporte

 

-        Llevar una alimentación especial

 

-        Orar

 

-        Consumir suplementos vitamínicos y minerales.

 

-        Tomar sol, ya que la luz del mundo, estimula el nervio óptico, el que a su vez manda una señal a la glándula pineal (el ojo del espíritu) que a su vez libera melatonina (www.melatonin.com) durante el sueño.

 

-        Relacionarse con niños, con animales( muy importante tener un contacto afectivo con su mascota: el animal es instintivamente libre y expresa todos sus potenciales espirituales, un perro, un gato, un caballo, un mono pueden ser sus maestros espirituales), mujeres, maestros espirituales.

 

-        Rendir culto a la infancia y a los dones de la infancia.

 

-        Humildad – humus –homo – hombre...

 

-        Misticismo.

 

Bueno, esto es un delirio literario, espero que se analice con suprema humildad sin prejuicios y un sano cuestionamiento.

ADVERTENCIA : ¡Una vez que se desarrolla, es muy difícil involucionarla, a no ser que haya intervención!

 

Esto es autobiográfico.

 

Beltrán Molina Cazorla

 

Stgo, 4 de octubre, Día de San Francisco de Asis 1999.

Modificado el ( jueves, 14 de diciembre de 2006 )
 
< Anterior   Siguiente >