SEIP - Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas
Inicio arrow Investigaciones arrow Un Fantasma en mi Pasillo

Estadísticas

Usuarios: 12559
Noticias: 446
Enlaces: 27

Mini Chat

Ultimo Mensaje: 1 año, 1 mes ago
  • Jupaen : Hace mucho tiempo que no se actualiza la web?
  • beaseip : «email»
  • beaseip : Hola a tod@s: IMPORTANTE, para inscribiros al Simposio, utilizad sólo el email de yahoo... «email»  GRACIAS!
  • talko : hola bea cuando pones en la pagina la lista de ponentes??
  • talko : hola beaseip
  • beaseip : Hola a tod@s: IMPORTANTE, para inscribiros al Simposio, durante los días 28 y 29 de Junio, utilizad sólo el email: «email»  GRACIAS!
  • Lara : hola,,adan,,,?
  • vitor : hay alguien?
  • vitor : hola
  • talko : hola he puesto un comentario de investigacion en el foro seccion experimentos leedlo (gracias)
Accede a la Web

CHAT SEIP

Un Fantasma en mi Pasillo Imprimir E-Mail
Escrito por Administrator   
domingo, 19 de noviembre de 2006

" Un Fantasma en mi pasillo"


 

Por: Pedro Amorós ( Investigador en Transcomunicación Instrumental y Presidente SEIP)

           

            Las historias de fantasmas siempre sobrecogen  a la gente. Quizás por lo que esto pudiera representar o quizás por lo enigmático y oscuro del asunto, pero... cuando hablamos de fantasmas, pensamos que algo o alguien desde una zona oscura, quiere comunicarse o aparecerse para terminar algo que empezó en su vida y ... nunca pudo concluir.

            Hace algún tiempo, recibí en mi teléfono móvil la llamada de un amigo que me planteaba un caso.

         " Hola Pedro soy José Luis ... necesito que vengas lo antes posible, tengo un posible caso poltergeist real y la persona está muy asustada"

            En cuanto pude fui a verle para que me contase un poco más acerca del tema. Una mujer, estaba atormentada por fenómenos extraños en su casa. Objetos que se movían solos, alimentos que desaparecían y días después aparecían en cualquier parte de la casa... muebles  que se movían y hacían ruidos fuera de lo normal y multitud de cosas raras.

            Dicen que en ocasiones las velas apaciguan a los espíritus, así que esta persona que vivía sola en la casa, decidió encender algunas de estas velas. Al poco, delante de sus propios ojos, las velas salían volando de un lugar a otro de la casa.

           En otra ocasión, mientras dormía profundamente en un sofá que tenía en el salón, notó como si tuviera algo encima. Cuando abrió los ojos, pudo ver una "especie" de sombra negra como se elevaba del su cuerpo. Un grito silencioso inundó su cuerpo y pronto su situación comenzó a empeorar.

            Con el paso del tiempo, su peso disminuía considerablemente y su estilizada figura , se deterioraba dejando que incluso su estabilidad mental y emocional, se turbase como se oculta el sol entre las nubes..

        Según me contaba...; "Noto una presencia extraña en mi casa... es algo, se lo aseguro... Es un fantasma , lo sé con todo certeza" Y mientras hablaba, dos lágrimas caían por su rostro mostrando desesperación y tormento.
       Intenté tranquilizarla y plantear algunas alternativas distintas y eliminar la persuasión de que pudiera ser un fantasma. Siempre prefiero que el momento de realizar las investigaciones sea siempre el último porque es como un... "punto de no retorno", y cuando se investiga es porque pasa algo , en este momento la persona afectada psicológicamente espera ver que se trata de un caso inexplicado.

        Intenté someter a la mujer a una sesión de hipnosis donde su mente pudiera ordenarse con su cuerpo y de esta manera intentar evitar lo que pudiera ser un trastorno. La hipnosis dio resultado, además de manera inmediata cosa que me produjo una gran satisfacción y me dije a mis adentros: "Bien... otro caso solucionado". Tras esto completé mi informe sobre el caso y lo archivé.

         Pasaron unos días , y cuando ya casi me había olvidado del tema , recibí un llamada que para mi sorpresa era de la mujer en cuestión. Me comentaba que necesitaba otra sesión de hipnosis, ya que ... "El fantasma había vuelto a aparecer". Mi respuesta fue: "¿Quéeee? La hipnosis plantea una serie de efectos que indudablemente tienen cierta duración, pero nunca había esperado que tras unos días el efecto hubiera pasado, porque lo normal hubiera sido que su mente asociase todo a un estado alterado de su propia mente en conjunción con su cuerpo.

        El caso es que me dijo que en el pasillo de la casa, lugar donde se desencadenaban muchos de los fenómenos, últimamente parecía haber percibido cierto aroma a tabaco. Podía haber sido normal, pero el aroma que percibía era el del tabaco que fumaba su padre, que ya había muerto hacía algún tiempo. Además, su padre era un "fabuloso" fumador, que disfrutaba del placer de un cigarrillo. Lamentablemente fue esto la causa de su muerte. Por esa razón, ella comenzó a pensar que esas manifestaciones pudieran tener algo que ver con su padre y con algo que todavía no comprendía.

       Dada su insistencia procedí a plantear una investigación en el lugar y aclarar de una vez por todas que es lo que allí ocurría. Así pues, visité su casa y recorrimos todos los rincones de la misma, mientras me narraba los hechos  que habían ocurrido en cada  punto donde nos encontrábamos. Realmente la casa parecía encerrar algo, algo raro. Se realizaron una serie de fotografías desde diversos puntos de vista, con el fin de plasmar algo que pudiera estar escondido a nuestro nivel de percepción visual. Sabemos que las cámara de fotografiar consiguen plasmar imágenes que conocemos como "luminografías o fantasmogenias" típicas del archivo de un  investigador del mundo de lo extraño.

        Las fotografías fueron casi todas normales: La cocina... el salón... el dormitorio... el baño.... el pasillo de la casa... : "Un  momento... ¿qué es eso que hay al fondo, parece... una cara?. -A la derecha pueden ver la imagen en cuestión-

        En efecto, parecía una cara situada al fondo del pasillo. Posiblemente el flash hubiera rebotado en algunos puntos de una cristalera situada detrás de la puerta del fondo, y podría haber causado esta imagen. La mujer cuando vio esta foto comenzó a preocuparse de forma seria. Yo la intenté tranquilizar de que antes de sacar cualquier conclusión, deberíamos analizarla y ver si lo que teníamos en nuestras manos, era un verdadero caso de luminografía o fantasmogenia.

        Decidí que ella viniese a mi laboratorio para realizar el análisis de la misma, ya que estaba presa de un fuerte ataque de nervios. Le pregunté qué pensaba del tema, y ella me contesto titubeante y con los ojos llenos de lágrimas, que creía que era su padre que intentaba decirle algo. El caso, es que le pedí que me dejase una fotografía de su padre. 

        Al poco tiempo tuve la imagen del padre de la mujer. Ahora la tienen ustedes a la izquierda de estas líneas. Obsérvenla atentamente y también observen la imagen obtenida en el pasillo de la casa. Es muy posible que algunos de ustedes no van más que ciertas manchas, cosa que es lo  primero que vi yo, sin percatarme de algunas cosas curiosas que tras el análisis descubrí.

        Según nos contaba la mujer su padre fumaba mucho, de hecho en la fotografía que aparece este apuesto caballero, lleva un cigarrillo en su mano derecha, cosa muy común en él  porque siempre estaba fumando. De hecho la mujer afirmaba que no recordaba ninguna fotografía en la que apareciese su padre sin un cigarrillo, ya que era como una marca fotográfica.

        Quizás no le hubiera dado más importancia al tema a no ser por este detalle del que tanto insistía la mujer. Por ello, amplié la fotografía y la comparé con la de su padre a tamaño similar. Y después de haberle aplicado algunos filtros quedó como pueden ustedes observar en la parte derecha de estas líneas.

 

 

 

        Si se separan un poco del monitor y "entornan" los ojos, podrán observar el tremendo parecido entre la imagen aparecida al fondo del pasillo de la casa y el retrato del padre de la mujer. Si pueden fijarse en la supuestas cejas de la imagen , tienen una gran similitud con las del padre incluso la ceja derecha tiene una inclinación similar y muy característica, así como también la protuberante nariz. Y si hacen un poco de esfuerzo verán como justo debajo de lo que sería esa nariz , aparece una especie de "cigarrillo" colgando de la boca del "fantasma".

        Eran muchas coincidencias para pensar que supuestamente su padre se había manifestado después de muerto en una imagen fotográfica y además "fumando", pero claro... ¡ El siempre aparecía fumando!... ¡¡¡ Curioso!!!

        Tras estas conclusiones me dispuse a hacer un último análisis a la imagen obtenida en la casa, con el retrato del padre. Así que después  dar la transparencia necesaria a la imagen del fantasma, superpuse ambas tomas y el resultado es el que usted puede apreciar en la parte izquierda de estas líneas.

        Lo cierto es que es asombroso el parecido. Además, las cuencas de los ojos, las cejas,  la nariz  la frente, la boca e incluso el cigarrillo está perfectamente asociado a la imagen del retrato del padre.

        Si concretamos un poco los datos que tenemos hasta ahora, nos damos cuenta de que desde hace un tiempo, en la casa de esta persona están ocurriendo cosas extraordinarias que se salen de lo común. Tras las primeras sesiones de hipnosis, todo apuntaba a que no se trataba de un trastorno mental, sino que las manifestaciones eran  algo más que simples imaginaciones.  

        Si a esto añadimos las presencias que ella  nota en la casa, e incluso los fenómenos olfativos en el que pudo incluso distinguir el aroma del tabaco de su padre... podríamos apuntar que todos los caminos de nuestra investigación apuntan hacia la figura del difunto padre.

        Ahora, sólo habría que buscar una asociación de los fenómenos a la vida personal de la mujer y qué es lo que su padre querría advertir o significar con sus espectrales apariciones.

        El caso es que todavía no hemos encontrado una respuesta ante la intrigante cuestión porque lamentablemente no tenemos el sistema de comunicarnos con ese otro lado de una forma tan concreta, pero recomendé a esta mujer que dejase el vicio de fumar durante una temporada por si acaso y ... tras esto los fenómenos cesaron... ¡Aparentemente!

Modificado el ( jueves, 14 de diciembre de 2006 )
 
< Anterior   Siguiente >